logo

Tratamientos

  • Cirugía bucal

    La principal tarea de la cirugía oral es el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, traumatismos y defectos de las piezas dentarias, de los maxilares y de los tejidos blandos adyacentes que requieran intervención quirúrgica.

    Entre las intervenciones más conocidas destacan:

    – Extracción de cordales o muelas del juicio

    – Extracciones dentarias complejas

    – Cirugía preprotésica periodontales (intervenciones previas a la colocación de una prótesis). Cirugía de los frenillos patológicos (a causa de patologías del habla, malposiciones dentarias o dificultad para la correcta posición de los dientes)

  • Endodoncia

    La endodoncia es necesaria cuando el nervio de nuestra pieza dental se ha visto afectado.

    Los avances y el desarrollo de la técnica, al igual que el de los instrumentos de titanio hacen de esta técnica una de las más exitosas y conocidas.

  • Implantes dentales

    Cuando perdemos una pieza dental, los implantes actúan como la “raíz” artificial y junto a la prótesis consiguen una adaptándose 100% a la estética dental, eliminando de este modo la ausencia de la pieza.

    El éxito de estos tratamientos es muy elevado, y su cuidado incluye radiografías y, muy a menudo, escáneres digitales.

  • Odontología conservadora

    Es aquella que previene, detiene y curar la caries, abarcando desde el estadio primario hasta la destrucción de tejido dentario.

    En un primer momento, la caries dental puede afectar levemente a su estructura, dañando el esmalte, pero si no se detiene a tiempo, podría progresar hacia estadios más graves. En este caso, tejidos más profundos como la dentina o la pulpa dental podrían verse afectados.

    El tratamiento consiste en eliminar el tejido infectado y reconstruir la pieza por materiales biocompatibles, casi siempre resinas compuestas.

    Podemos decir que la odontología restauradora ofrece muchas opciones en lo que se refiere a técnica y materiales de restauración.

  • Odontología estética

    Es aquella que se preocupa de aquellas alteraciones y patologías de la morfología bucodental para lograr una sonrisa bonita. Y es que, lucir una boca bella, con armonía es sinónimo de salud y bienestar social.

    En este sentido, los tratamientos más demandados son la ortodoncia, el blanqueamiento dental, los empastes estéticos o las carillas de porcelana y las prótesis de zirconio.

  • Ortodoncia

    La ortodoncia se ocupa del diagnóstico, prevención y tratamiento de malposiciones y maloclusiones dentarias y de alteraciones de los maxilares. El principal objetivo en niños es el crecimiento óseo adecuado y simétrico que permita el espacio suficiente para el recambio dentario y unas vías aéreas permeables. En adultos perseguimos una oclusión funcional, una correcta salud bucal y estética facial.

    Son muchas las ventajas que tiene, porque, entre otras, evita:

    – Problemas en la articulación mandibular

    – Problemas o dificultades en la pronunciación de determinados sonidos

    – Problemas al masticar (hay que cerrar bien los labios para sellar la boca, sin interferencia de la lengua)

    – Alteraciones de la respiración (pudiendo llegar a provocar enfermedades del sistema respiratorio)

    – Alteraciones en la masticación (pudiendo favorecer alteraciones digestivas)

    – Aparición de caries por acumulación de sarro y halitosis

    – Problemas en encías y dientes

  • Odontopediatría

    La odontopediatría es la especialidad de la odontología dedicada a tratar los dientes de los niños, desde que macen hasta el momento en el que terminan con la dentición temporal y pasan a la definitiva a la edad aproximada de los 12 años.

    La principal función es detectar anomalías en la posición de los maxilares para derivar al paciente al ortodoncista y/o cirujano maxilofacial para intervenir en crecimiento de estos huesos.

  • Periodoncia

    Consiste en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades o anomalías que afectan a los tejidos que soportan los dientes. Junto con las caries, es la principal causa de pérdida dentaria en adultos.

  • Prótesis dentales

    Es el procedimiento por el que reemplazamos una pieza dental cuando ésta no puede restaurarse o hemos sufrido su pérdida, adaptándolo a su forma, color y función. Dependiendo de cada caso y de las necesidades del paciente, el especialista decidirá si la prótesis será fija o removible.